Tecnología

Ambulancia on board: Hungría vs. Argentina

Dos videos que nos muestran las diferencias en el comportamiento del tránsito y los peatones.

Ambulancia on board: Hungría vs. Argentina

Uno de los trabajos más estresantes atrás de un volante es el de ser chofer de un vehículo de emergencias. En el caso de las ambulancias, además del apuro por llegar pronto para salvar una vida se debe considerar la integridad del instrumental a bordo. Para un viaje exitoso, es fundamental no sólo la pericia del piloto sino la solidaridad y atención del resto de los autos para abrirle paso.

En algunos medios internacionales está circulando este video on board de una ambulancia húngara, destacando como logra cubrir una distancia de 8.3 kilómetros en menos de 6 minutos, abriéndose paso entre el tránsito. En el video puede corroborarse que no todas las personas reaccionan igual ante un vehículo de emergencias, hay quienes ceden el paso anunciando sus maniobras, otros que víctimas del pánico volantean bruscamente o frenan de golpe y otros tantos que parece ni se enteran.

Luego de ver el video, decidimos buscar alguna referencia de lo que pasa en la ciudad más grande de nuestro país y nos topamos con una cámara on board de una ambulancia en Código Rojo (máxima urgencia ante un riesgo inminente de muerte) realizando el trayecto desde el barrio de Almagro hasta Flores, atravesando Caballito por la Av. Rivadavia. En este caso la pericia del conductor es sorprendente, con una conciencia total del tamaño de su vehículo, realizando varios “finitos” a los vehículos circundantes. Pero lo que más llama la atención de este video (además de que hay un tráfico mucho mayor al video de la ambulancia húngara) es la gran cantidad de transeúntes cruzando las avenidas por lugares prohibidos o directamente caminando de espaldas al tránsito. Con respecto a los automovilistas, se puede observar un patrón parecido a los del país europeo: hay varios atentos que anuncian sus maniobras y dejan el paso, otros que frenan sin saber qué hacer y algunos que siguen su camino sin importarles la ambulancia. Como particularidad encontramos también sobre el final del video a un colectivero que no encuentra el pedal del freno, un lamentable clásico de las calles porteñas.

Ya que estamos en tema, nos parece muy importante recordarles que ante un vehículo de emergencia, el mismo tiene total prioridad, por eso el resto de los vehículos deben ceder el paso o detenerse junto a la calzada.

Como pueden ver en los dos videos a continuación, (primero el de Hungría, luego el de Argentina) frenar de golpe, doblar sin anunciar la maniobra o ir con la música muy fuerte sin que nos permita escuchar la sirena puede provocar un grave accidente.

Ambulancia en Hungría

Ambulancia en Buenos Aires

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas