Novedades

Esto pasa si tratás de robar el emblema de un Rolls-Royce

Descubrí porqué los "amigos de lo ajeno" no pueden lograr llevarse al codiciado Espíritu de Éxtasis.

Esto pasa si tratás de robar el emblema de un Rolls-Royce

La estatuilla que corona al radiador de todos los Rolls-Royce desde 1911 se llama el Espíritu del Éxtasis.

Aparte de la peculiar historia de su creación que te contamos hace algún tiempo con motivo de su primer siglo, este emblema es el objeto del deseo de los amantes de lo ajeno ya que se rumora que la estatuilla es de plata, aunque la verdad es que es de estaño moldeado en cera perdida, lo que hace a cada pieza especial, ya que no hay dos iguales.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Para evitar que el Espíritu del Éxtasis sea arrancado de su lugar, Mark Powell, director de ventas de Rolls-Royce en Tampa Bay, nos muestra lo que sucede cuando alguien trata de robarlo. En realidad esto sucede para proteger a los peatones pero también funciona para que el emblema no sea arrancado.

Hay que señalar que esta característica sólo aplica para todos los Rolls-Royce producidos a partir de 2004, así que si tenés la fortuna de poseer uno más antiguo, no olvides tomar tus precauciones para que el Espíritu del Éxtasis permanezca en el radiador.

Intentando robar el Espíritu del Éxtasis

Miriam Santillán recomienda

¿Qué opinás? Contanos