Tuning

ScaleXtric: Entretenimiento en tiempos de Coronavirus

Sos fanático de los autos y ya no sabés que hacer en reclusión, acá te muestro uno de mis juegos favoritos con autos.

Slot o Scalextric, diversión con autos en casa

Te dijimos que no te íbamos a abandonar durante el período de aislamiento social debido al Coronavirus y ahora volvemos con un nuevo entretenimiento.

¿Cansado de ver TV, Netflix, Instagram, Face, etc., etc.? ¿Ya gastaste los controles de la Play? La solución puede estar en el altillo de tu casa o la baulera de tu edificio y no es otra cosa que el Slot, más popularmente conocido como Scalextric.

¿Qué es?

Si arrancamos por el nombre, Scalextric, que es una marca, quiere decir Escala X Eléctrico. Básicamente son autos en escala (1/32 por lo general) con motor eléctrico que se accionan de manera remota. La diferencia con un radiocontrol es que se colocan en pistas con railes de donde toman la corriente y lo que vos controlas es la potencia.

¿Nada más? Dominar el arte del slot puede ser más difícil y entretenido de lo que pensabas. Pensalo así, entrás muy rápido en una curva y el auto saldrá despedido, acelerá muy rápido en plena curva y salís de la guía haciendo un gran trompo. Manejalo bien y podés marcar tiempazos o driftear como el mejor.

¿Americano o Europeo?

Hay dos grandes tipos de slot, por un lado está el Americano que usa chasis de metal y carrocerías de pástico muy fino que se corre sobre pistas de tramos o de madera. En el otro lado, el Europeo tiene chasis y carrocería plásticos, se corren en pistas de tramos y son reproducciones muy fieles de los autos originales.

Pistas

Si bien hay pistas profesionales, las hogareñas están compuestas por tramos plásticos que se encastran entre sí. Tenés rectas y curvas, pero también hay media y cuarto de recta, media curva, curvas externas (más amplias) e internas (más cerradas). Podés combinar todo eso y crear el tipo de pista que más te guste, cada una con su grado de dificultad.

Otros elementos son guardrrails, puentes, tramos con menos adherencia, tramos de cruce de carril, chicanas, cuentavueltas e inclusive cronómetros de vuelta, y mucho más. Las únicas limitantes son presupuesto (hoy es muy caro), creatividad y sobre todo espacio, porque donde armes la pista no se va a poder hacer mucho más.

Hay una complicación más, muchas veces cuando terminás de hacer tu pista no lográs que el último tramo coincida con el primero. Por suerte hay programas muy simples donde podés diseñar tu pista antes de ir a unir tramos.

Preparación

En algún momento de la década pasada, mi hermano y yo decidimos reflotar este juego. El tema es que entre nosotros podemos llegar a ser muy competitivos, entonces empezamos una carrera por mejorar los autos, y esta es una de las cosas que más me gusta del slot.

Primero tenés que elegir el auto que mejor se adapte al tipo de pista que tenés, por ejemplo, los más anchos y más largos (como los sport prototipos) son los mejores para curvones y rectas largas, los cortos y angostos para las de tipo Rally.

Otra gran diferencia entre los autos está en la disposición mecánica, hay motor longitudinal, transversal y angular (en diagonal). Hay autos donde eso es fijo, pero otros tiene “cunas” intercambiables y te permiten cambiar la configuración. Ah, también hay autos con tracción a las cuatro ruedas.

Además de lo anterior, podés cambiar las guías, las escobillas (por donde toma la corriente), los cables de motor, el motor mismo (hay cortos, largos, con más rpm, con mejor freno), ejes, llantas, gomas e imanes que son al slot lo mismo que la carga aerodinámica para los autos reales.

A jugar

Armaste la pista, preparaste los autos y ya estás listo para jugar, podés hacerlo solo, intentando perfeccionarte, pero lo mejor es competir con alguien. Así que si en tu casa hay una pista de Scalextric, llegó el momento de desempolvarla y a divertirse sin salir de casa.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas