logo autocosmos Vendé tu auto

Ganate el alquiler gratis de un Toyota a elección

Participá
Test drive

Test nueva Chevrolet Montana ¿Anti Toro, Oroch, o Strada?

Definida como SUP, Hernando Calaza prueba y analiza dónde se ubica la nueva generación de la pickup chica.

fvideo.Title

Desde que Chevrolet presentó la nueva generación de la Montana, su pickup compacta que se suma a la moda de las SUP, no paro de leer comentarios en nuestras redes y videos de YT donde se la compara con los otros exponentes de esta nueva camada, incluyendo Strada, Oroch, Toro y hasta Maverick.

¿A dónde apunta esta camioneta con base de SUV B y cuatro puertas? Lo voy a analizar en este testdrive.

Chevrolet Montana: Base y medidas

Al igual que sus compañeras de rubro (luego veremos cuáles son reales competidoras) la Montana comparte plataforma y mecánica con un SUV, en este caso la GEM con la Tracker (también con Onix).

En el caso de Strada la base tiene de Mobi, en el de Oroch, su nombre original lo dejaba claro que es Duster (B0), y en el de Toro es la Small Wide con Renegade y demás Jeeps hechos en Brasil. Maverick comparte base con Bronco Sport.

Ya hice el análisis de medidas comparativo entre Montana, Strada, Oroch, Toro y Maverick, acá como resumen te digo:

  • la Ford claramente está por encima, tanto en medidas como motor
  • la FIAT mayor es ligeramente más grande, más potente y equipada
  • la Stradita es más chica y menos potente.

Con Oroch es curioso, Montana es más grande en algunos aspectos y más chica en otros, lo mismo la potencia, la del moño le gana al 1.6 del rombo, y no llega al 1.3T.

Finalmente, Montana no tiene opción de tracción a las cuatro ruedas.

Podés comparar medidas, equipamientos, motores y más en el Comparador de Autosomcos

Chevrolet Montana: Diseño exterior e interior

Resulta aburrido a esta altura del partido que sigan diciendo que es igual que la Toro. Las similitudes son dos, son pickups y tienen faros delanteros desdoblados.

Lo más interesante de la Chevrolet está en el salto al final de la puerta trasera, donde se une con un pilar C triangular, pero lo más personal es el portón trasero con bastante estampado incluyendo un borde tipo cola de pato y un plafón negro que amalgama las luces de tamaño acotado.

Adentro se nota la cercanía con Tracker, pero no es igual, hay cambios en las líneas generales del tablero y sobre todo en el grupo cluster y multimedia unido, aunque con el primero analógico. Los plásticos son duros al tacto, pero todo se siente sólido y prolijamente unido.

Esperaba más espacio en las plazas traseras, especialmente para rodillas ya que mido 1,75 y no quedé sobrado detrás del asiento del conductor acomodado para mi altura. El espacio para las cabezas es bueno. Las amenidades incluyen una toma de 12v y dos puertos USB.

Chevrolet Montana: el concepto de caja-baúl

Uno de los problemas más grandes de los que compran pickups es la estanqueidad de la caja, por más tapa rígida, lona, etc., se suelen filtrar polvo y agua, lo que impide usarla como un baúl.

Chevrolet habla mucho de su lona marítima, con cierre y desagotes laterales especiales y un borde de goma que cella contra el portón. No tuve lluvias la semana de pruebas, pero probé con una manguera y no entró agua.

La segunda propuesta de la marca acá es la modularidad de la caja que tiene todo tipo de ranuras para anclar una serie de accesorios como bandejas y divisores. Aunque no los tengas hay:

  • 4 ganchos de sujeción
  • Luces en ambos laterales
  • Espacio sobre los cubreguardabarros
  • Toma de 12v con dos puertos USB, uno A y uno C
  • La barra de San Antonio es de look aerodinámico, pero terminada en metal
  • El portón se abre con botón, baja ultra despacio y se sube con dos dedos

Aprovechamos para desplegar al DAMA, Departamento Avanzado de Mediciones de Autocosmos para ver las dimensiones de la caja que son:

  • Ancho: 1,26 m
  • Ancho entre guardabarros: 1 m
  • Largo: 1,20 m
  • Diagonal: 1,56 m
  • Boca de carga: 1,13 m

Chevrolet Montana: Comportamiento dinámico

Al frente de la pickup tenemos al mismo 1.2L turbo de tres cilindros y 12 válvulas de la Tracker que entrega 132 CV y 190 Nm. Si el motor te parece chico, recordá que el torque es el mismo de un 2.0L aspirado, pero desde menos rpm y por un rango más prolongado.

Chevrolet es sincera sobre la nueva Montana, dice que el foco está en la practicidad y la eficiencia con uso en la civilización, por eso no hay gran despeje, o protectores, la potencia es moderada y la tracción solo delantera, digerida por la conocida caja automática de sexta de la marca.

¿Qué tal le queda el combo? Apretás el botón de encendido hay una vibración inicial propia de los 3 cilindros, que pasa apenas empieza a regular. Ponés D, acelerás y vas a sentirte como en una Tracker, con una posición de manejo similar, ni muy alta, ni baja, volante regulable en altura y profundidad, butaca en altura y retrovisores de buen tamaño.

Los del moño trabajaron en una suspensión trasera de brazos arrastrados, barra de torsión y resortes helicoidales con unos topes de goma adentro que sirven para tener dos etapas, una inicial más indulgente y la segunda más sólida para soportar carga. El resultado es que no puede cargar demasiado (585 kilos) pero descargada mitiga los latigazos del tren trasero.

El andar es más áspero que el de una Tracker, pero se mantiene dentro de buenas dosis de confort, la dirección es suave, rápida y precisa, los frenos con correcta modulación, y la respuesta del motor y caja es buena; veamos las mediciones:

Recuperaciones 80 – 120 km/h Chevrolet Montana

En D 7,1 segundos

La caja tiene un modo manual, pero es el L que se maneja con dos botones en el pomo y se usa para retener marchas, ya sea por empuje como por freno motor.

Consumos nueva Chevrolet Montana 1.2T

  • Urbano: 10,1 L/100 km
  • A 120 km/h: 7 L/100 Km
  • Promedio: 8,55 L/100 km

Autonomía con tanque de 44L

  • Urbana: 435 km
  • A 120 Km/h: 629 km

En ruta, la Montana viaja a 120 km/h reales (124 de velocímetro) con 2.500 rpm, la cabina va bien insonorizada y la estabilidad es buena.

Conclusiones: ¿Contra quién va la nueva Chevrolet Montana?

En medidas y potencia, la nueva Montana está sobre Strada, debajo de Toro y hace un mezcladito con Oroch.

Si tuviera que decirte dónde se ubica, sería contra el producto del rombo, donde pierde en potencia contra la 1.3T y no tiene opción 4WD, pero suma una propuesta más moderna, mejor calidad percibida y seguridad con seis airbags (Vs. 2) entre otros. También podría pelearle a una Toro 1.8L.

El producto es bueno, tiene sus cualidades como buen andar, fuerza correcta, consumos acotados, equipamiento adecuado y buena dotación de seguridad. El espacio en las plazas traseras queda en deuda, pero su atractivo está en la caja.

¿Es la nueva Chevrolet Montana lo suficientemente práctica y atractiva para vos?

Chevrolet Montna, primer contacto

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas