logo autocosmos Vendé tu auto

VER OFERTAS
Test drive

Exclusiva: Prueba FIAT Uno renovado

Antes de su llegada al país, probamos la renovación del modelo de la marca italiana y sus mejoras.

Exclusiva: Prueba  FIAT Uno renovado

El nombre del FIAT Uno volvió al ruedo hace algunos años en un modelo que tiene más que ver con el Panda europeo que con el legendario modelo (tanto para el Viejo Continente como para nuestro país). Lo curioso es que hacia fines de 2014 presentó novedades en Argentina, pero que aún no hemos visto en el país, sino que fueron para Brasil. A la espera de su llegada en el Salón de Buenos Aires, Autocosmos se adelantó y ya las probó en exclusiva.

Mecánica

El motor se mantiene igual, es un 1.4L de cuatro cilindros con 85 CV y 122 Nm de torque, unido a una caja manual de cinco velocidades. La suspensión también conserva el esquema delantero McPherson con barra estabilizadora y el posterior por eje de torsión con ruedas tiradas y resortes.

Interior y equipamiento

Las principales mejoras para este hatchback están en la cabina donde ofrece un nuevo diseño de consola central y cuadro de instrumentos. Los tapizados y la calidad de materiales se ven y se sienten bien al tacto, y se nota a primera vista la importancia que le dieron al ensamble.

En el centro del velocímetro encontramos una nueva pantalla que nos informa cuán bien estamos cuidando el combustible y nos indica cuando hacer los cambios para mejorarlo. Asimismo, cuando ponemos marcha atrás despliega una imagen que nos informa de los sensores de estacionamiento.

En cuanto a la habitabilidad tenemos que cuatro pasajeros viajan cómodamente, pero un quinto ya iría apretado. El espacio del baúl es de 280L, muy pequeño por lo que si es necesario hay que plegar los asientos posteriores.

Manejo

Una vez a bordo, el renovado FIAT Uno se siente sólido y bien construido. La suspensión es suave y tiene buena altura, es ideal ya que pasa cómodamente por baches y limitadores de velocidad.

La dirección tiene el punto perfecto de dureza y suavidad para cualquier condición de manejo, retroalimenta bien lo que sucede en las ruedas delanteras, lo que da mucha confianza al momento de maniobrar.

Respecto al comportamiento del propulsor, en aceleración le falta potencia, como pasa en muchos autos de segmento compacto/urbano. Para obtener un buen desempeño hay que revolucionarlo por encima de las 3.000 vueltas. La caja es demasiado suave con cambios largos y un poco precisos.

Hablando de rendimiento de combustible, durante el tiempo que lo estuvimos manejando nos otorgó un promedio de 13 a 14 km/l.

Conclusiones

La calidad de interiores del renovado FIAT Uno es impecable para su segmento, el sistema de infoentretenimiento es bueno, fácil de usar y de sincronizar tanto vía Bluetooth como USB. Si bien es lento, la dinámica es aceptable y el consumo de combustible también.

Jorge Blancarte recomienda

Contanos que opinas