logo autocosmos Vendé tu auto

VER OFERTAS
Autos clásicos

Mercedes-Benz SL, los inicios de la Flecha de Plata que brilló en Le Mans

A la espera de una nueva generación del modelo, repasamos los primeros pasos de su historia.

Mercedes-Benz SL, los inicios de la Flecha de Plata que brilló en Le Mans

De todos los modelos que ofrece Mercedes-Benz, hay uno que se destaca por su longevidad y por su gran aporte al automovilismo. Estamos hablando del SL, modelo que vio la luz a principios de la década de los cincuenta.

Todo comenzó el 12 de marzo de 1952, cuando Mercedes-Benz presentó a los medios de comunicación un espectacular auto deportivo de carreras: el 300 SL. Solo dos años después, el auto de competición de gran éxito le dio forma a lo que sería el modelo insignia de los autos deportivos de Mercedes-Benz.

Mercedes-Benz SL: Principales detalles

Para el debut del 300 SL (W 194), la marca alemana cerró un tramo de la autopista cerca de Stuttgart. Dos días antes, la oficina de prensa de la marca había causado sensación al enviar invitaciones a determinados periodistas. Claro, es que no se trataba simplemente de que el "nuevo auto deportivo Mercedes-Benz 300 SL (Super Light) realizara pruebas de conducción en público por primera vez", sino que fue más una declaración clara de que la marca estaba regresando al automovilismo, algo que concretaría en la Mille Miglia de 1952.

En cuanto a su motor, el 300 SL contaba con un bloque M 194, derivado del impulsor de producción M 186 utilizado en el Mercedes-Benz 300 (W 186) presentado en 1951. En total, el 300 SL llegaba a los 170 CV, una cifra importante para su época. De hecho, sus prestaciones le permitieron ocupar el 2º y 4º lugar en su primera aparición en la Mille Miglia.

Además del gran rendimiento, el 300 SL se destacó gracias a que fue toda una maravilla de diseño, debido a su figura y a sus puertas de "ala de gaviota".

Mercedes-Benz SL: Resultados

En el año de su debut -1952-, el 300 SL triunfó en competencias realizadas en Berna, en Nürburgring, en la Carrera Panamericana de México, pero su principal logro lo obtuvo al lograr un contundente 1-2 en las 24 Horas de Le Mans.

Para 1953 MB desarrolló un sucesor, el W 194/11 (mismo cuyas fotos acompañan esta nota). Sin embargo, nunca participó en una carrera. A partir de 1954, Mercedes-Benz decidió competir en el Campeonato Mundial de Fórmula 1 y centró sus esfuerzos en desarrollar el auto de competición W 196 R.

Una tradición ininterrumpida en vehículos de producción desde 1954

Los éxitos del SL hicieron que rápidamente se generasen pedidos para que se haga una versión de producción. Mercedes-Benz respondió y presentó el 300 SL Coupé (W 198) y el Roadster 190 SL (W 121) en febrero de 1954.

Entre varios datos interesantes de la historia del SL, podemos mencionar que:

  • Participó de cinco carreras y ganó cuatro.
  • Solo se construyeron 1.400 unidades del codiciado auto deportivo con las características "alas de gaviota". Hoy, estos clásicos tienen precios que superan el millón y medio de dólares.
  • El alas de gaviota fue sucedido en 1957 por el 300 SL Roadster. A su vez, este último fue reemplazado en 1963 por el 230 SL, mejor conocido como Pagoda.
  • La primera serie de modelos SL con un motor de ocho cilindros fue la R 107, lanzada en 1971. Dicho modelo se fabricó durante no menos de 18 años, un récord.
  • El siguiente SL (R 129 de 1989) fue un hito en muchos aspectos.
    • Por ejemplo, en la seguridad: la barra antivuelco emergente se desplegaba en solo 0,3 segundos, incluso con el techo rígido cerrado.
  • Los modelos tope de gama de doce cilindros, 600 SL / SL 600 (394 CV) y el SL 73 AMG con un motor V12 de 7.3 litros y 525 CV también tienen su lugar destacado en el legado de la empresa.
  • El SL 65 AMG Black Series contaba con una potencia de 670 CV. Los coches fabricados en Affalterbach tuvieron mucho éxito: es que casi un tercio de todas las R 230 tenían motores AMG.
  • A partir de la serie de modelos R 231 SL, de 2012 en adelante, Mercedes-Benz produjo la primera carrocería totalmente de aluminio y fabricada en una producción a gran escala
    • El peso bajó en 140 kilos.

¿Conocías la historia y detalles del SL? ¿Qué opinás de este auto icónico en la historia de Mercedes-Benz?

Luis Hernández recomienda

Contanos que opinas