logo autocosmos Vendé tu auto

Ganate el alquiler gratis de un Toyota a elección

Participá
Test drive

Honda ZR-V: Primera impresión de manejo

Manejamos al nuevo SUV en México y sumamos la experiencia en Bariloche, todos los detalles en este contacto.

Honda ZR-V: Primera impresión de manejo

Honda está en proceso de renovación casi total en el mundo y en Argenitna, empezando acá por el nuevo ZR-V, SUV del segmento C "chico" donde podemos encontrar a Corolla Cross, Taos y Compass, que se situa entre el HR-V y el CR-V.

¿Viste al ZR-V con el nombre de HR-V en algún lado? Acá va la razón. A principios de 2021, Honda presentó en Japón la tercera generación de la HR-V, SUV compacto (segmeto B) producido sobra la plataforma número 2 de la marca. Ese SUV ya se produce en Brasil y en algún momento debería de venir a Argenitna, pero, resulta que con sus 4,33 metros de largo quedaba corto para los mercados de Norteamérica.

Honda desarrolló este nuevo producto, que es más grande y utiliza la plataforma mediana número 3 que también da vida al Civic. Mientras en EE.UU. y México, donde se produce y viene a  Argentina, el modelo se llama HR-V, acá inteligentemente se le dio el nombre de ZR-V para identificarlo.

Viajamos a la Ciudad de México para conocer y manejar al ZR-V (allá HR-V) antes de su estreno en Argentina, pero también estamos en Bariloche, en el lanzamiento local, así que sumamos la experiencia en nuestra tierra y a menos altura respecto del mar para darte un reporte completo.

Honda ZR-V: el producto, plataforma y motor

El ZR-V se fabrica sobre la misma plataforma del Civic y ofrece casi los mismos componentes y elementos de diseño. Técnicamente el SUV tiene una base más rígida y ligera,  incorpora suspensión multilink atrás, en lugar del eje semi rígido del HR-V global. También los frenos son mejores, con discos y pinzas en las cuatro ruedas, en lugar de los tambores traseros SUV pequeño.

Respecto de las medidas, también está entre el HR-V y el CR-V, y es muy similar a lo que ofrecen los SUV C "chicos" en Argentina. El ZR-V mide

  • 4,56 metros de largo
  • 2,65 metros entre los ejes
  • 1,84 metros de ancho
  • 1,62 metros de alto
  • 2.65 metros entre ejes
  • 170 mm de despeje
  • El baúl cuenta con 691 litros en parte gracias a que ofrece un auxilio temporal

El motor del ZR-V es un cuatro cilindros 2.0L aspirado con 158 caballos y 187 Nm de torque. La transmisión es mediante una caja CVT variable continua. Si esperabas un 1.5 Turbo o crees que acá nos llega algo "peor", en México y EE.UU. se vende con el mismo dos litros, la gran diferencia es que en otros mercados hay opicón de tracción AWD mientras acá es solo delantera.

Honda ZR-V: Diseño

El look del ZR-V es bastante redondeado, con un estilo suave, aerodinámico y urbano antes que aventurero. Se destacan el capot plano, hombros marcados, y pilar C inclinado. El frontal es más nuevo en concepto con la parrilla hexagonal algo chica, "paréntesis" negros en los laterales inferiores y faros de contorno simple. Atrás llaman la atención las luces grandes con un delineado LED que en algún momento recuerda al Stepway.

Entrando al Honda ZR-V

Puertas adentro el SUV tiene una estética extraída del Civic, lo que me parece buena idea empezando por la franja tipo panal de abeja que recorre el tablero escondiendo las salidas de aire. El diseño es horizontal, simple y práctico con los comandos del climatizador debajo de las salidas centrales y una pantalla multifunción de 7 o 9 pulgadas tipo flotante arriba que ofrece los siempre ponderados botones físicos de acceso directo y una perilla de volumen.

El volante es muy similar al del Civic, de un tamaño y anchura justos, mandos para diversas funciones, y un clúster de instrumentos donde el velocímetro es analógico y todo el resto es una pantalla configurable. Al centro, una consola ancha, que permite esconder varios botones y espacios para dejar cosas, incluyendo un lugar para carga inalámbrica.

Un punto alto es la percepción calidadcon recubrimientos gomosos y suaves, tapizados de ecocuero de calidad,.

Las plazas traseras son amplias de verdad, con muchísimo espacio para la cabeza y las rodillas, lugar para meter los pies por debajo de los asientos, y un ángulo de reclinación de respaldo que permite viajes largos con un alto nivel de confort.

Atrás hay salidas de aire independientes, puertos de carga USB y una buena visibilidad para todos lados.

Sobre el equipamiento y la seguridad te hablo en la nota de lanzamiento en Argentina y en el Catálogo de Autocosmos, pero te resumo lo más importante, a Argentina llega con 8 airbags (incluendo de rodillas para conductor y acompañante) y la versión más cara incluye las ADAS completas del Honda Sensing que incluyen Autofrendado, Crucero Adaptativo, y Mantenimeinto de Carril, entre otros.

Honda ZR-V: impresión de manejo

Lo primero que hay que contar, es que la posición de manejo es excelente incluyendo unos asientos que te sostienen como una cuchara. La visibilidad es muy buena gracias a un pilar A no tan grueso y desplazado hacia adelante, buenos espejos y una luneta de gran tamaño.

Respecto de su andar, hay que considerar que primero manejé la ZR-V a los 2.600 metros sobre el nivel del mar de Ciudad de México, y se sabe que los motores aspirados pierden alrededor de un 20% de su potencia por falta de aire. Lo anterior explica que este motor que declara 158 CV no se sientiera tan vibrante. Ya a una altura más "normal" como en Bariloche, puedo decir que su torque no es tan grande ni plano como en un motor turbo, lo que explica el buen pique corto y menos sensación de contundencia en pisotones más largos como un sobrepaso.

Este 2.0L  es bastante líneal en su entrega desde abajo en el régimen, y para los que no quieren a las cajas CVT, te puedo decir que hace un buen trabajo, suave y sin saltos, pero también conteniendo la clásica sensación de resbalado de estas transmisiones. En un uso normal en medio del tránsito gestiona con alta eficiencia al motor y lo lleva siempre en régimen óptimo de marcha.

En ruta la relación final larga de la caja mantiene calmo al motor. Si vas a un solo pisotón, ejemplo un sobrepaso, la CVT reacciona rápido, el problema es siempre si buscás un manejo deportivo donde hay mucho acelerador, freno, acelerador, etc. que enloquece a la caja y frustra al conductor. Afortunadamente tenés un mando secuencial que permite puntos fijos simulando cambios, lo que te permite hacer que la caja no se "maree" cuando buscas una conducción más rutilante.

La puesta a punto del chasis es uno de los puntos altos de la ZR-V. La suspensión tiene un recorrido óptimo para los pésimos pavimentos que nos encontramos en Ciudad de México y las paretes más rotosas de los caminos de Bariloche. El calibrado ofrece alta capacidad de amortiguación, sin rebotes ni golpes secos en los topes. 

Si vas en velocidad, este SUV tiene una dirección que ofrece correcto tacto y precisión. El tren delantero obediente tiene suficiente agarre para mantener la trompa dentro de los límites trazados y el esquema multibrazo trasero hace lo suyo para que la ZR-V siga la trayectoria marcada.

Es muy temprano para sacar conclusiones con la nueva Honda ZR-V, todavía nos falta un test completo con mediciones de consumos y reacción, pero lo que manejé hasta acá en México y en Bariloche me dice que es un SUV bien balanceado entre practiciad, medidas, espacio interior, y comportamiento con confort y buena dinámica.  

 

Primer contacto con el Honda ZR-V

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas