Tecnología

Latin NCAP publica los resultados de sus pruebas de choque

Conocé el puntaje de los vehículos que circulan en Latinoamérica.

Latin NCAP publica los resultados de sus pruebas de choque

Latin NCAP fué lanzado en el 2010 como un proyecto piloto de tres años, que busca mediante una evaluación integral de seguridad de los vehículos comercializados en la región, explorar la potencial contribución que pueda prestarle a la seguridad vial, a la vez de generar conciencia en los usuarios y fabricantes.

Este proyecto fué desarrollado en tres fases, con un resultado de 26 modelos testeados. Este test consiste en un impacto frontal a 64 Km/h contra un bloque que ocupa el 40% del ancho del lado del conductor, con muñecos de pruebas a bordo que detectan el grado de vulnerabilidad de la caja toráxica, brazos, cabeza  y piernas.

Según Latin NCAP, si bien hubo automotrices que mostraron un marcado compromiso hacia la seguridad, en líneas generales “los vehículos más populares de la región aún se encuentran 20 años atrasados respecto a los países industrializados”,  debido en parte a la ausencia de airbags de serie y una pobre resistencia estructural.

Max Mosley, presidente de Global NCAP declaró: “Es realmente impactante que los principales fabricantes estén dispuestos a vender autos con una sola estrella en América Latina cuando sus autos obtienen cinco estrellas en Europa.”

Los vehículos con peor desempeño de los ochos examinados en la Fase III de Latin NCAP fueron el Renault Sandero y el JAC J3.  El Sandero obtuvo tan sólo una estrella debido al desempeño inestable de su carrocería así como a la falta de airbags.  En el otro extremo se colocó el Fluence, que logró cuatro estrellas. Los modelos que obtuvieron la misma puntuación fueron los ord New Fiesta KD, Honda City, Toyota Etios hatchback y VW Polo hatchback. El otro vehículo probado, el Volkswagen Bora consiguió sólo tres estrellas debido a su pobre integridad estructural.

Hay que aclarar que al contrario de las pruebas europeas, donde se chocan los modelos más equipados, el Latin NCAP se ajusta a la realidad de la región probando las versiones más populares, que normalmente prescinden de airbags. Los airbags no compensan una pobre resistencia estructural al choque y Latin NCAP cree firmemente que los consumidores no deben ser confundidos por los fabricantes, confiando solamente en estos dispositivos para brindar una falsa impresión de seguridad.

Otra señal de avance en estas pruebas de choque es la obtención, por primera vez, de cuatro estrellas para la protección del ocupante niño. Dos modelos, el Ford Fiesta y el Honda City, lograron esta mejora. La utilización del sistema de retención infantil con ISOFIX desempeñó un rol fundamental en reducir la probabilidad de instalación incorrecta y mejorar el desempeño dinámico en general.

A continuación, te mostramos los resultados obtenidos por los vehículos testeados, diferenciados por la cantidad de estrellas obtenidas en la protección de los pasajeros adultos, de los niños y la cantidad de airbags.

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinás? Contanos