Test drive

Test nuevo Chevrolet Onix 1.0 Turbo Premier: Evolución global

En esta prueba analizamos a la segunda generación del modelo estrella del moño en el segmento B

Test nuevo Chevrolet Onix 1.0T Premier

El Onix es un modelo tan importante para la marca que, para su segunda generación, dejó de ser local para volverse global dando su nombre a una familia de productos (por ejemplo, el Prisma ahora será el Onix Plus). Pero sobre todo dio un salto exponencial en todos los aspectos. Vamos a analizarlos en esta prueba.

Gama y motores

Al momento del lanzamiento, la gama de los Chevrolet Onix y Onix Plus está calcada, en la base hay 4 niveles de equipamiento asociados al nuevo motor de 3 cilindros, 1.2L 12V con 90 CV y 115 Nm con caja manual de 5º. En la cima se colocan los Premier con otro 3 cilindros, pero esta vez de 1.0L y turbo para entregar 116 CV y 160 Nm, que se asocia a cajas: manual de cinco o automática de 6º.

Seguramente más adelante lleguen versiones con estética deportiva (Effect, ¿RS?) y la Activ de corte aventurero.

Mitos y verdades sobre los incendios

Comportamiento dinámico: la hora del refinamiento

Ya analizaremos al entrada de gama, pero en este caso nos tocó la versión más cara. Lo primero que te puedo decir es que casi no sentís las vibraciones propias de los motores con 3 cilindros. La marca nos comentaba que trabajó mucho en reducirlas y en impedir que pasen a la carrocería.

casi no sentís las vibraciones propias de los motores con 3 cilindros.

Lo segundo que vas a notar es que el andar es mucho más suave ¿Esto quiere decir blando? No, pero si pulido. Donde las suspensiones del el anterior Onix te mandaban puntazos, en este caso tenés un trabajo redondeado, que limó la mayoría de las asperezas.

La dirección también hace un progreso exponencial

La dirección también hace un progreso exponencial, en lugar de la asistencia hidráulica anterior que se sentía como en “grasa pesada” el nuevo sistema eléctrico la vuelve ligera y directa. Ojo, a baja velocidad peca de sobreasistida y te hace perder algo de precisión, pero ya en velocidad corrige esta actitud.

Hablando de ruta, el nuevo Chevrolet Onix se puede sentir un poco nervioso (yo creo que es por la dirección con menos de 3 giros de tope a tope) y deja filtrar algo de ruido de rodadura, pero en términos generales, viaja bien plantado e insonorizado.

¿Empuja el 1.0T?

A muchos les preocupa que el motor sea muy chico, e incluso esos 116 CV que declara les saben a poco. La verdad es que tiene 160 Nm de torque, que solo queda debajo de los 185 Nm del 1.8L del Argo. Otra gran diferencia es que, al tener doble variador de válvulas y el turbo, entrega la fuerza máxima desde 2.000 hasta 4.500.

tiene 160 Nm que supera al torque de los 1.5L y 1.6L del segmento

En la vida real el resultado se siente, en ciudad tenés el típico comportamiento de los turbos de baja cilindrada, si vas fuerte al acelerador esperás un instante a que la caja rebaje y salís para adelante con un empuje tan constante que parece eléctrico. Si no vas tan fuerte, el empuje también es muy bueno y sin fisuras.

En ruta también tenés una linda pared de torque, para que te hagas una idea, el 80 – 120 lo hace en 8 segundos en D, y si bajás a 4º recortás medio segundo. Tema a parte, la caja no tiene modo secuencial tradicional, sino una posición L que retiene los cambios para mejor empuje o freno motor y ahí te permite pasar de relaciones con unas teclas en el pomo.

Recuperación 80 – 120 km/h

Chevrolet Onix Premier 1.0 T

En D

8 segundos

En 4º

7,5 segundos

Para que te hagas una idea, vamos a compararlo con unos de los motores más brillantes del segmento, el 1.5L de 123 CV y 151 Nm del Ford Ka. Con caja AT, el del óvalo necesitó 9,55s para el 80-120 y con el manual en 3º registramos 7,4 segundos.

Consumos

Respecto de los consumos, en ciudad depende mucho del tránsito (y de tu estilo de manejo). Hice el mismo recorrido con mucho y con poco tránsito, y los resultados fueron de 10,6 L/100 km y de 9 L/100 km, respectivamente, dando como promedio unos 9,8 litros cada 100 kilómetros. En ruta viaja a 120 km/h reales (123 de velocímetro) con 2.800 rpm y a cambio me pidió unos 6,7 L/100 km.

Consumos

Chevrolet Onix 1.0T

Autonomía

120 km/h

6,7 L/100km

657 km

Urbano

9,8 L/100 km

449 km

Promedio

8,25 L/100 km

Tanque 44L

Datos útiles

Este motor usa correa de distribución en baño de aceite, todo sellado del polvo, para ofrecer una vida útil de 240.000 km. Además la marca dice que redujo la cantidad de piezas móviles para reducir desgaste y mantenimiento.

Seguridad: 5 estrellas

Antes de hablar de diseño, de si trae este chiche o el otro, vamos a centrarnos en uno de los aspectos donde más se va a destacar el nuevo Chevrolet Onix y es en seguridad ya que incluye ESP y 6 airbags en TODA la gama. En el Premier tenés además aviso de punto ciego y encendido automático de luces.

incluye ESP y 6 Airbags en TODA la gama

Completan los pertinentes 5 apoyacabezas, anclajes Isofix y aviso de cinturón sin abrochar cuando hay alguien sentado en cualquiera de las tres plazas traseras. Si a eso le sumás la nueva estructura que es más rígida (y pesa menos que el anterior) tenés el resultado de 5 estrellas en protección de adultos e infantes que obtuvo este modelo en las pruebas de LatinNCAP tanto en la versión 5 puertas como sedán (Onix Plus).

Interior

Puertas adentro el nuevo Onix sigue los lineamientos de la primera generación, y de Chevrolet en general, con un diseño simétrico de líneas que fluyen hacia el equipo multimedia. Una de las grandes diferencias está en que la pantalla ahora es semiflotante y que las bocas de aireación están debajo, una solución a la que están recurriendo varias marcas y que por eso te va a sonar conocida.

a pantalla ahora es semiflotante y que las bocas de aireación están debajo

Los plásticos son simplemente correctos mientras que las uniones son muy prolijas. La mayor animación de la cabina está en los grandes apliques del tablero que en este caso sigue la política Premier de Chevrolet con un tono marrón-amarillento. Lo mismo sucede con un tramo de cuero (o cuerina) en las contrapuertas y en la zona del cabezal de las butacas que viene en cuero negro con apoyacabezas incorporado.

El cuadro de instrumentos abandona el diagrama analógico/digital

La posición de manejo es correcta, los Premier incluyen ajuste de altura y profundidad del volante y de altura de asiento. El respaldo se siente algo estrecho y duro, pero ofrece buena sujeción. El cuadro de instrumentos abandona el diagrama analógico/digital anterior por un estilo convencional con dos indicadores de agujas (algo pequeños) y un display en el centro donde tenés siempre nivel de combustible y varios datos, incluyendo temperatura de agua en una de sus múltiples pantallas.

Asientos traseros y baúl

Sin ser el mejor del segmento, atrás hay buen espacio para cabezas y rodillas. Como dato curioso, los decorados amarillos de las contrapuertas delanteras pasan a unos plásticos con estilo fibra de carbono en las traseras.

El baúl es amplio, tiene 275 litros en el hatch y 469 en el sedán. Lamentablemente debajo del piso de ambas versiones la rueda sigue siendo temporal.

Equipamiento

Respecto de la dotación de confort podés verla en detalle en el Catálogo de Autocosmos, pero vamos a hacer un repaso por lo más destacado del Chevrolet Onix Premier con caja automática. Tenés apertura y encendido “sin llaves”, control de crucero y limitador voluntario, cargador de teléfonos inalámbrico y climatizador de una vía entre otros.

Diseño: estilo global

En las distintas notas sobre el nuevo Onix y también en los videos de nuestro Canal de Youtube varios seguidores de la comunidad Autocosmera se quejaron sobre el diseño. Yo siento que esta encarnación debió adaptarse tanto a los nuevos lineamientos de la marca como a su nueva presencia global y eso exige gustar en mercados muy diferentes. Quizás esto último le hizo perder el carácter personal del anterior, pero no creo que por eso ahora sea feo.

El nuevo Onix debió adaptarse para gustar en mercados muy diferentes

Entre las señas del moño tenés un capot en punta con varias nervaduras, la línea lateral que se bifurca en las puertas traseras (algo visto en la Equinox). Atrás se destacan los ojos de gato verticales que dan más sensación de ancho y las luces con LED formando una suerte de P que ya estaba en el anterior Onix.

El Premier te va a sumar luces de circulación diurna LED adelante y faros principales con lente cuya iluminación en este caso es halógena. En todas las versiones, las parrillas incluyen bordes cromados y un tramado elaborado como el inaugurado en el tope de gama del Cruze.

Conclusiones

¿Vale la pena? Eso es algo que siempre tenés que decidir vos, para eso te damos nuestras herramientas que incluyen el Catálogo de Autocosmos, el Comparador, Ofertas y nuestras impresiones y mediciones en los Test.

te damos nuestras herramientas que incluyen el Catálogo y el Comparador de Autocosmos

Al momento de publicar este Test las versiones Premier no tienen precio en Argentina (se develarán en enero de 2020) y eso hace difícil cerrar una opinión; pero te puedo decir que el Onix ha hecho una evolución formidable, ahora es más refinado y sobre todo está en lo más alto de seguridad dentro de su segmento y en toda la gama.

Todavía no le hicimos una prueba al 1.2L, pero te puedo decir que este 1.0 Turbo es una delicia. Si vas por una versión con todos los chiches del menos potente, te recomendaría ver si podés estirarte para llegar a este motor.

Lanzamiento Chevrolet Onix en Argentina

Test Chevrolet Cruze Premier

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas